sábado, octubre 28, 2006

inconclusa...

Se supone que esta es mi entrada número 31... pocas si se toma en cuenta que empecé en junio y que hay gente que sí que escribe en su blog!
Pero, en realidad no es la entrada número 31, porque... no he publicado 31 entradas...
¿por qué? se preguntarán...
Pues porque esta shiquilla tiene la maldita manía (o más bien defecto, pero manía suena más bonito) de dejar cosas inconclusas, trabajos inconclusos, conversaciones inconclusas, decisiones inconclusas... largo etcétera de cosas que en mi vida he dejado sin terminar...
Así señor lector, si usted diera un paseo por mi pc, se daría cuenta que Javilina tiene un par de cuentos escritos en word... sí cuentos! y la otra vez, leyendo uno me di cuenta de que no lo hacía nada de mal (en todo caso no se emocione, si hace como 3 años que no escribo cuentos), PERO! estaba en lo mejor leyendo y de pronto se terminó el cuento... se terminó, se cortó, no tenía ni punto la cuestión! no tenía fin...
Seguramente me dio lata terminarlo y me dije a mí misma: "¿para qué hacer hoy lo que puedes hacer mañana? hagamos el final del cuento otro día"... y así los días pasaron, los años pasaron y el cuento se quedó sin fin... sí! casi como la historia sin fin, pero casi no más pos! si no me da pa tanto...
Y bueno... entonces me puse a pensar (porque aunque usted no lo crea yo también pienso, a veces, o al menos lo intento...) en todas las cosas que dejé sin terminar en mi vida!!!
los trabajos de artes plásticas (o como sea que se llame esa asignatura ahora), algún que otro ensayo para historia que empezó apasionadmente y que terminó... así no más, porque en realidad no había terminado, sino que había quedado casi listo... alguna que otra conversación que me haya quedado pendiente con alguien (aunque esas son las menos, siempre trato de largarlo todo, a veces con malos resultados, pero bueno, se hace lo que se puede no?) y bueno... aquellas entradas pa'l blog que hice, que no me gustaron y que las dejé botás hasta la mitá por mulas (sí señor! entradas más mulas que ésta! imagínese la mala calidá!) y que dije que arreglaría algún día y allí están, esperando a que la manito de doña Javilina se acuerde de retocarlas...
atró no?
Pero bueno... así soy... y quizá quede inconcluso mi intento de cambiar y ser del tipo de personas que siempre terminan lo que empiezan...
En todo caso, ni siquiera es un tema que me preocupe demasiado (¿debería preocuparme?), sino que ésta es otra de las inútiles irreflexiones de Javilina...
Y, ya cumplida mi misión de terminar esta entrada, me doy a la tarea de transcribir una laaaaarga entrevista... me demoraré muchísimo, porque debo ser la única persona que transcribe entrevistas chateando y escuchando música... en fin

Otro poco de mí para ustedes

jueves, octubre 19, 2006


OOOO SIIII
el sol...
el sonido del mar...
la cálida brisa que roza mi piel...
la tibia arena debajo de mi cuerpo...

no se oye nada más que el mar
y no se siente nada más que el calor del sol y la tibia brisa de verano...

¡¡¡¡maldito despertador!!!!

jueves, octubre 12, 2006

DÍA NEFASTO



Si estos sujetos no se hubieran topado con nuestro hermoso continente...

¿cuántos que no están sí estarían?

¿cuántos que estamos no estaríamos?

viernes, octubre 06, 2006

son 20!

Me imagino que cumplir 20 no es lo mismo que cumplir 30, pero a la vez es parecido…
Puede que parezca ridículo, pero me acuerdo que cuando era chica quería ser grande y me encantaba cumplir años… y cuando llegué a los 10 me sentí bacán porque mi edad pasaba a ser un número con 2 cifras, pero hoy… no le veo la gracia a tener 20…
Es como si de un día para otro pasara de ser una teenager a ser una adulta y me carga esa palabra… “ADULTA”, “ADULTEZ”, “RESPONSABILIDAD”, “TRABAJO” y después de eso será: “JUBILACIÓN”, “VEJEZ”, “NIETOS”, “ASILO DE ANCIANOS”, “TERCERA EDAD”, y asiento preferencial en las micros…
Ya, sí sé que no es pa’ tanto, si tampoco quiero ser como Peter Pan y no crecer nunca, pero creo que sería más divertido crecer y que nadie cuente tus años… porque contar los años que se van cumpliendo implica una reflexión e incluso una comparación: “ya tengo 20 años… y qué he hecho?”
nací… aprendí a caminar, a hablar, fui a sala cuna, luego al jardín y el largo etc. de cosas que uno hace a esas edades infantiles, como jugar a hacer tortas de barro, las escondidas, pechar nintendo en la casa de algún amigo, cumpleaños con piñatas, jugar con las lombrices de la plaza del frente, las barbies y más barbies... y esa la parte más divertida de nuestra vida... y la más corta también...
después el orden de prioridades va cambiando... y ya los juegos no son lo más importante... sino las notas del colegio y los niños más grandes... sí, el descubrimiento del género masculino... y eso también fue divertido
las salidas con las amigas, los cuchicheos en el baño del colegio, las juntas en la casa de la ale o de la dany antes de ir a las fiestas del colegio, primer pololeo, mirarse en el espejo, peleas con los papás por los permisos, el estrés de la PSU, despedirse del colegio, de los amigos, de los compañeros que no volverás a ver, tomar conciencia de que la vida se pasa volando y que sin darte cuenta pasaste de Iº medio a IVº... y a elegir universidad, carrera, "futuro?"
¿y ahora?
bueno, ahora es la universidad y pensar seriamente en mi futuro... porque después de esta etapa universitaria dejaré de ser un parásito para mi familia... y me iré y viviré de mis propios recursos y abandonaré el nido... y esas son cosas en las que no pensaba mucho hasta hace algunos años... pero ahora ya tengo 20 y me volví una persona que trata de hacer proyectos con su vida, de pensarlos seriamente, de reflexionar...
SÍ... YA SOY UNA MUJER... YA PIENSO MÁS Y HAGO MENOS... DEFINITIVAMENTE TENGO 20

domingo, octubre 01, 2006

"... Y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse), te alegrarás de haberme conocido."

Antoine de Saint Exupery
Espero que esta frase se cumpla, tanto para ti como para mí...