lunes, septiembre 29, 2008

¿qué es la felicidá para ti?

foquin pregunta que sacó a relucir toda mi charlatanería, mi capacidá de irme por la tangente, mi racionalización de las cosas, mi chantadefinición del concepto...
y cuál fue mi chantaconclusión?
NO EXISTE

martes, septiembre 16, 2008

"sha no sos iguaaal
sha no sos iguaaaaaal
sos un vi-gi-lante de la feeederaaal"

los veía y pensaba que estaban muy ebrios. mientras yo apenas podía abrir los ojos. y echá en el sillón cantaba, viéndome como la típica pankiadolescenteyanopankiniadolescente y sentí esa insana envidia por la falta de locura en esos años mozuelillos. también sentí el placentero vértigo de la alteración de mi sistema nervioso y esa contracción en mis músculos cuando veía al shico cerca... bkn

miércoles, septiembre 03, 2008

el loco es más esquelético que la shusha. por un momento pensé que podría pesar menos que yo. sí, es esquelético y tiene un diente amarillo... fea la weá de diente. no vi ese detalle cuando lo conocí, ni tampoco la segunda vez que lo conocí, que fue cuando lo conocí más. sí, el loco era flaco y un tanto hiperactivo. tenía pinta de pendejo, pero ya iba pa los 30. me quedó gustando que apareciera y desapareciera. también me gustó su estilo de hombre lanzao a la vida. sí, me gustó. pero no me gustó que me gustara. o quizá no me gustó él, quizá fue sólo la circunstancia. sí, en ese momento no me gustó él. lo encontré rico, pero chanteli. no, el loco no era un mino pa'amar. un día llamó sorpresivamente de un lejano teléfono público. sí, eso me gustó. me gustó tanto que le dediqué algunas reflexiones, recuerdos y fantasías. así, en la segura lejanía me gustó también y me gustó también la posibilidá de volver a verlo. quizá me gustó tanto la posibilidá que al hacerse posible no me gustó tanto. no, yo no lo conocía, yo sólo conocía historias protagonizadas por él. igual lo llamé después. no me arrepiento, no estaba desesperada. ya había hecho mi rápido duelo mental cuando nos encontramos. sí, nos encontramos en la calle de una ciudá grande. esas cosas no pasan ¿cierto? pensé que quizá sería una señal divina. pero las señales divinas no existen y como tantas otras cosas, con el pasar de las horas y de los días perdió importancia y desapareció.